Historia
Documentos
Emisoras
Galería
Grabaciones
Profesionales

RADIO OLOT
La Voz de los Pirineos (EFE 41)


HISTORIA


Radio Olot inicia las emisiones habituales en 1951.

La emisora había sido creada por un Grupo de Radioaficionados y la dirigía el periodista Antonio Pastor Foraster. Para, legalizar su situación la entidad pasó a formar parte de la Cadena (REM) "Red de Emisoras del Movimiento" con el indicativo EFE-41. En 1963, la REM rescindió el contrato, alegando que la rentabilidad era escasa. Entonces, se hizo cargo un patronato local apoyado por el Ayuntamiento de Olot.



El 8 de septiembre de 1951, día de la Virgen del Tura, nació Radio Olot gracias a la ilusión y al esfuerzo de aquel grupo de radioaficionados, auténticos pioneros de la radio en Olot. Eran Juan Fajula Soler, Jaume Serrat Castañer, Manuel Rigola Oriol, Ricard Simon Borrell, Antoni Andrés Mas, Nolasco Sacrest Sanz, Eliseu Castells Mata, Antonio Güell Gasó, Rafael Arrabal del Real, Albert Coll Díez y Juan Macias Terradellas.

De aquel grupo de radioaficionados surgiría el patronato fundador de Radio Olot. Y, de ese patronato, el primer director, Manuel Rigola, que poco después, en trasladar su residencia a Barcelona, sería sustituido por el Honorat Vilamanyà, que era el profesor de música de la escuela municipal. El patronato y, nuevamente, el alcalde Pedro Bretcha entendieron que había que profesionalizar la radio y fueron a buscar, en otoño de 1952, el primer director profesional que tendría Radio Olot: Antoni Pastor Foraster. Con él, Radio Olot puso en marcha una programación estable, con programas de todo tipo. Incluso, Radio Olot, al igual que hacían, con éxito de masas, las grandes emisoras de Barcelona y de Madrid, también tuvo sus programas de cara al público (¡Cita con la celebridad!).

Era la época de la radio espectáculo, cuando aún no existía la televisión. En Radio Olot, se lo llevó en Pastor Foraster, con la ayuda de los primeros locutores de la casa: Judith Grasa, Josefina Barceló, Joan Corominas, Pere Molas, y, más tarde, con la ayuda de una persona que ha sido importante no sólo en la historia de la radio, sino, aún más, en la del periodismo olotense: en Domènec Moli.

Como no podía ser de otra manera, el 22 de septiembre de 1954, con tres años de vida, Radio Olot se integró a la Red de Emisoras del Movimiento (REM). La lucha por conseguir la legalización de la emisora había dado su fruto. Pero, dos años después, llegaría la primera tropiezo. A finales de 1956, la REM comunica que Radio Olot deja de pertenecer a su cadena y, por tanto, la emisora olotense vuelve a caer en la ilegalidad.

Afortunadamente, en febrero de 1957, Radio Olot reingresa a la REM y se recupera la tranquilidad. La lucha por lograr la continuidad legal de la emisora sería constante a lo largo de toda su historia. De hecho, hasta 1982, con Radio Olot, S. A., no se aseguraría legalmente el futuro. Una lucha permanente, de más de treinta años, que ha ocupado, pues, más de la mitad de la historia de Radio Olot.

A Pastor Foraster, en la dirección de Radio Olot, le sustituye provisionalmente en Domènec Moli (1960), y después, oficialmente, en Juan Lidon Simon (1961) y Josep Vinyet (1962), ninguno de los dos de Olot y impuestos por la REM. Pero, así como la segunda mitad de los años cincuenta fue un periodo de estabilidad y de consolidación profesional de la radio, en la primera mitad de los años sesenta vuelve la preocupación por el futuro. La REM navega a tientas, cambia de director casi cada año y acaba por desentenderse totalmente, hasta comunicar oficialmente la clausura en abril de 1963.

El cierre se habría llevado a cabo y Radio Olot, de seguro, habría desaparecido de no ser por la actuación de dos personas a las que nunca agradeceremos bastante lo que hicieron. Me refiero al alcalde de entonces, el Áureano Aramburo, y al secretario del ayuntamiento, Alejandro Cuéllar. El Aramburo impidió su clausura enfrentándose con sus superiores (de Gerona y de Madrid); se la jugó la alcaldada le salió bien. Cuéllar, que ama la radio, fue el hombre clave que hizo posible, desde la sombra, que el alcalde actuara de esa manera.

La realidad es que, la Navidad de 1963, los que estábamos en la casa -y yo estaba-, le vivimos vivir con mucha intranquilidad. Cuéllar redactó los estatutos de un patronato compuesto por todas las jerarquías del Movimiento, como única fórmula (no había otra) de encontrar un paraguas legal para Radio Olot. Los estatutos fueron aprobados y la REM aceptó la continuidad de Radio Olot con la fórmula (entonces muy inusual) de emisora asociada. Aramburo y Cuéllar habían ganado la batalla. Pero la lucha no había terminado.

Pocos meses después, el 6 de junio de 1965, el Ministerio de Información y Turismo comunicó a Radio Olot que debía dejar de funcionar en onda media, desmontar las instalaciones y solicitar una nueva concesión en frecuencia modulada, de acuerdo con las nuevas disposiciones legales en materia de radiodifusión, las cuales sólo dejaban la onda media en las principales capitales de provincia.

La frecuencia modulada no la conocía nadie. Los receptores sólo tenían onda media y onda corta. El cambio era muy fuerte y, como casi siempre, precipitado. Pero el decreto era tajante y no había nada que decir. Volvían las vacas flacas en Radio Olot. En el plazo de menos de un mes y medio, teníamos que dejar de emitir en onda media y no sabíamos cuando podríamos volver hacerlo en FM.


Extracto del texto de: Bartomeu Espadalé Vergés



Finalmente el dia 17 de Julio de 1965 y mediante un programa extraordinario de despedida en el que participó toda la población de Olot, así como la lectura cada media hora de la nota que decia: "El dia 8 de Septiembre de 1951 se fundó Radio Olot, hoy (17 de Julio de 1965) finalizarán definitivamente sus emisiones en Onda Media. Esperamos reanudarles dentro de breves fechas en Frecuencia Modulada. Mientras tanto, les esperamos a todos ésta tarde a las 4".