Historia
Galería
Emisoras
Profesionales

Documentos

RADIO JUVENTUD DE SAN FELIU (EFJ 14)



HISTORIA

La emisora de Sant Feliu fue pionera en la comarca del Bajo Llobregat (Barcelona). El 8 de noviembre de 1948, cinco jóvenes de la ciudad pidieron permiso al Ayuntamiento para instalar una emisora sin ánimo de lucro. Tenía entre sus prioridades emitir los comunicados del consistorio, los oficios religiosos o los actos culturales. Un año más tarde, comienza a emitir de forma provisional en el Casino Santfeliuenc (1187 kc, 252 m). El 28 de enero de 1951 recibe el permiso legal como estación escuela número 14, e inaugura las instalaciones en la casa del caites de Santa María de la Cabeza, núm. 13, donde actualmente está la comisaría de la Policía Nacional.

Si bien inicialmente las emisiones las interrumpían, y los programas sólo se podían escuchar por la mañana, tarde y noche, y generalmente en directo. Radio Juventud de San Feliu no tardaría en despuntar y a emitir dieciséis horas seguidas (08.00-24.00 horas).

Contribuyó la importante respuesta de audiencia, así como los ingresos publicitarios y la creación de una plantilla que llegó a tener veinte personas.

Si tomamos como referencia el año 1959, el emisor de Sant Feliu tenía una potencia de 1, 5 kW, esto permitía a «La Emisora" un radio de cobertura de 40 kilómetros y llegar a una población de 800.000 personas. En la práctica, se escuchaba con gran nitidez en casi toda Catalunya, Baleares y norte de Castellón.

Respecto a la publicidad, los ingresos procedían básicamente de espacios patrocinados, los cuales tenía de 12 a 15, de un mínimo de 15 minutos. En el informe oficial de la época la dirección de la emisora indica en el apartado dedicado a procedimientos pensados para aumentar la publicidad: «No interesa aumentar la publicidad sino mejorarla y limitarla».

Los ingresos superaban, y con creces, las 200.000 pesetas de Radio Juventud de Martorell. Pero esto no era indicativo de que se hicieran programas mejores o peores. De hecho, en un informe oficial de la dirección de Sant Feliu se cita la emisora de Molins como una de las que le hacen la competencia más directa.

Uno de los programas estrella, por el que también obtenían ingresos, es el de discos solicitados, al tiempo que permitía un diálogo más distendido entre locutores y oyentes. Sin embargo, la mayoría de programas se hacían con guión escrito, tanto literario como técnico, dejando a menudo poco a la improvisación y a la censura, que no era muy percibida (quizá porque también los guionistas conocían los límites).

El esquema de programación era muy similar en todas las emisoras, basado en el entretenimiento y la información de carácter oficial, ya que el resto correspondía a Radio Nacional de Espafia.

El entretenimiento era eminentemente musical, pero también se nutría de radioteatro, novelas seriadas, concursos, espacíos de cara al público, infantiles y transmisiones en directo de actos ciudadanos.

Precisamente, estos espacios así como los de participación daban una gran proyección social a estas emisoras, que ante tragedias como las riadas de 1962 tuvieron un papel importante para informar y ayudar en la reconstrucción, mediante campañas benéficas, que también eran habituales para Reyes.

Radio Juventud de San Feliu de Llobregat se convirtió en “La voz del Llobregat”. Perteneciente a la Cadena Azul de Radiodifusión y posteriormente a la anexionada como, Red de Emisoras del Movimiento. Su director por aquel entonces (1960-65) fué José Deu.

El estudio, un locutorio y un control, estaba ubicado en el segundo piso de un edificio sito en la calle Santa Maria de la Cabeza 13.

Locutoras de plantilla fueron María Ventura, María Teresa Lozano, y Margarita Blanch. Los locutores fueron, Tomás Campoy, José María Alemany y Luís Quintana. Ramón Vallvé era el corresponsal de Radio Nacional.

Figuraban como técnicos Nicolás Vargas, Miguel Guirado y José Vilella.
Entre los diversos colaboradores se encontraban Ricardo Romero, Manuel Balaguer Santacana y Ramón Pellín Garcia.

La precariedad económica obliga a que el personal de San Feliu de Llobregat se incorpore a Radio Juventud de Barcelona situada en un chalet de la calle Zaragoza, 77 de Barcelona.

Pronto se comprobaría que no era rentable, y el 31 de enero de 1967 trasladan los estudios en Radio Juventud de Barcelona, mientras que el emisor de Sant Feliu actúa de repetidor de la señal durante un tiempo.